Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
​Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra 'Política de Cookies' [ Cerrar este mensaje ]

THERALINE Cojín lactancia sin funda

48,00€
✔ Hay existencias

El cojín de lactancia y para embarazo Theraline está considerado uno de los mejores a nivel mundial.

Con su forma ancha junto con los materiales usados ayudan a la madre a relajarse y a dejarse llevar por la sensación de bienestar, tanto durante las noches de embarazo, como en los meses de lactancia posterior. El relleno de perlas usadas por Theraline se fabrica bajo unos estrictos controles de seguridad y salud.

El cojín se vende sin funda para que puedas elegir la que más te guste! Mira aquí los colores disponible.

Las fundas son extraíbles, se pueden comprar aparte y se lavan a máquina a 60ºC.

El uso de un cojín de lactancia es imprescindible durante muchos y diversos momentos de la maternidad:

1- Durante el embarazo ayuda a las madres a dormir mucho mejor, colocándolo de manera vertical entre las piernas, por debajo de la barriga y recostando la cabeza como en una almohada convencional. De esta manera el peso de la barriga de la madre queda sujeto sin penalizar las dorsales, facilitando la circulación y la digestión.

2- Durante la lactancia, una buena posición del cuerpo de la madre que le permita relajarse y dejar ir la tensión ayuda a una mejor producción y vivencia de la lactancia. Por otro lado, si en lugar de una almohada específica para la lactancia se intentan usar cojines convencionales, se pueden adquirir fácilmente malas posturas que acaban en lesiones dolorosas en las extremidades y dorsales perjudicando el día a día de la lactancia. El cojín también permite una óptima posición del bebé para mamar y dormir.

3- Durante los primeros movimientos psicomotrices y hasta que el bebé ya camina con seguridad, se puede usar el cojín de lactancia como límite cuando empiece a hacer la “croqueta”, así como de seguridad cuando se empieza el juego en el suelo, tanto tumbado como sentado.

La almohada de lactancia Theraline es la nº1 en ventas en toda Europa por su calidad y ergonomía.