Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
​Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra 'Política de Cookies' [ Cerrar este mensaje ]
Sophie la jirafa

SOPHIE LA JIRAFA mordedor para los primeros dientes

19,95€
✔ Hay existencias

¿Sabías que el mordedor Sophie empezó a fabricarse en París en el año 1961? Podríamos afirmar que es el mordedor más conocido y famoso para bebés.

Su composición de caucho procedente de la savia de Hevea es 100% natural. Luego se transforma en un material sólido y elástico hasta que toma la forma de nuestra amiga jirafa. Se pinta a mano con pintura alimentaria.

Cuando los bebés están en pleno proceso de dentición ¡se lo llevan todo a la boca!

La jirafa Sophie es una buena alternativa ya que además desarrolla sus 5 sentidos, te explicamos porque:

Vista: Les encanta su color y manchitas contrastadas perfectas para los ojos exploradores de los bebés.

Tacto: Pueden agarrar a Sophie de las patitas, de su largo cuello y sujetarla con facilidad estimulando su motricidad más fina. El suave tacto les recuerda a la piel de su mamá.

Oído: Tiene un fabuloso sonido cuando se aprieta que los bebés oyen desde muy pequeños, incluso antes de poder verla.

Olfato: Su agradable y discreto aroma de caucho natural hace de la jirafa un juguete que también estimula este importante sentido, familiar y reconocible para los bebés que pueden notarla a su lado con la luz apagada.

Gusto: Al estar hecha de materiales naturales pueden llevársela tranquilamente a la boca, el morro de Sophie les recuerda al pezón materno, y sus orejitas a los nudillos de sus manitas que tanto les gusta meterse en la boca. Al morder las largas patitas les calma el proceso de dentición para que les sea más llevadero.

Se lava con mucha facilidad, con un paño húmedo la higiene de Sophie es muy fácil y rápida.

En general la llegada de los primeros dientes se produce entorno a los 4-7 meses de edad y viene acompañada de un aumento de salivación y algunas molestias, así que ten a mano unos baberos, muselinas, etc. para secar el exceso de humedad y evitar posibles irritaciones de la piel, y a Sophie!